LOADING

Escribe para buscar

Blog Destacados Editorial Emprendimiento Life Style Medio Ambiente Nota Patrimonio Presentación Primavera Reconocimiento Revista Servicios

Consejos para diseñar tu jardín

Share

Tener un jardín en casa se ha convertido en una gran opción para pasar tiempo al aire libre, más aún en tiempos de cuarentena. Aquí unos consejos para convertir este espacio en tu oasis personal.

Por: Camila Santos – Diseñadora de Paisajes UC / Magister en Diseño Avanzado


La primavera nos motiva a todos a dedicarle más tiempo a nuestros jardines y muchas veces a repensarlos, incorporando nuevas ideas en su diseño, ya sea para remodelarlos o, incluso, diseñarlos desde cero.

Un jardín nos da la posibilidad de pasar tiempo al aire libre de manera segura y, como consecuencia, conectarnos mejor con la naturaleza. Esta conexión no solo nos beneficia proporcionándonos entretención, sino que también nos entrega un momento de relajación y bienestar, lo que indudablemente nos ayuda a sobrellevar de mejor manera el estrés y la incertidumbre que conlleva la pandemia de Covid-19.

Sea cual sea el proyecto que quieras implementar, estos consejos serán de gran utilidad cuando quieras evaluar el diseño de tu jardín.

  1. Selección de especies vegetales.

Para la selección de especies lo más recomendable es optar por la vegetación nativa, ya que de esta manera no se interrumpen los ciclos e interacciones que se dan naturalmente en el ecosistema y contribuimos a que estas interacciones se enriquezcan, generando ecosistemas más resilientes y resistentes. Además, puedes complementar tu lista de especies vegetales mezclándolas con otras especies de plantas que se dan bien en la zona.

Para identificar estas plantas, hay que ser un buen observador y, para ser un buen observador, no solo hay que guiarse por las plantas de la región, sino también las que se dan en los lugares cercanos al terreno en que diseñarás tu jardín. Por ejemplo, un muy buen ejercicio es observar qué plantas crecen en las casas de tus vecinos, ya que esto puede dar indicios de qué tipo de plantas funcionan mejor en el tipo de tierra o sustrato de nuestro terreno.

Siempre es recomendable diseñar haciendo repeticiones de las mismas especies en las distintas partes del jardín, ya que así es como la naturaleza se dispersa naturalmente. Sin embargo, hay que tener cuidado con caer en la plantación de pocas variedades de especies o, incluso, en el monocultivo. La biodiversidad siempre es preferible y, mientras más diversidad de especies tengamos, tanto vegetales, como animales, más nos aseguraremos de la perdurabilidad de nuestro jardín y la adaptación de sus actores al entorno.

Por otro lado, es indispensable pensar en su ubicación dentro del jardín, según la cantidad de sol y sombra que la planta vaya a recibir durante el día.

  1. Subdivide el terreno en zonas

Para hacer esto es necesario preguntarse qué actividades nos gustaría realizar en nuestro jardín y, según su función, pensar en qué ubicación sería mejor posicionar cada especie. Es decir, asignarles funciones a las distintas partes de tu jardín. Por ejemplo, si quiero tener un huerto, será importante que esté, ojalá, siempre expuesto a la luz solar. Otros factores a considerar para esto son: la dirección del viento, exposición al sol y temas prácticos de cercanía entre zonas.


  1. Diseñar senderos

Siempre es importante pensar en los recorridos que serían de utilidad para moverse en el jardín, no sólo por hacerlo más práctico, sino también por un tema más romántico, ya que estos nos permiten guiar a las personas y crear un ritmo a través del jardín.

Hay que establecer zonas en que se pueda contemplar, zonas que son sólo de paso para caminar más rápido, zonas de expectación, en que no se sabe qué hay más adelante en el camino y zonas que generan mayor intimidad en el espacio. Los materiales con los que decidamos hacer nuestros senderos también otorgan cierto carácter y ritmo de recorrido al jardín. Estos hay que pensarlos en su combinación con los materiales de la casa para que el diseño interactúe de manera natural con esta y su paleta de colores.

4. Diseña centrándote en la casa

En los jardines más grandes, ubicados en parcelas, por ejemplo, es recomendable hacer un diseño más planificado en las cercanías a la casa y, a medida que me voy alejando de ella, comenzar paulatinamente a crear ambientes cada vez más silvestres y diseñar de forma más aleatoria o natural. Esto se logra sobre todo con la incorporación de vegetación nativa de la zona y su distribución de forma natural en el espacio.

  1. Elige un estilo de jardín

Esto te guiará en la sensación que quieres obtener del jardín y su estética general. En esta etapa es importante también escoger una paleta de colores que nos ayude a escoger con mayor facilidad la selección de especies vegetales apropiadas para plantar en nuestro jardín. Además, es bueno seleccionar estas especies según sus diferentes texturas, guiándonos siempre por el estilo de jardín que queremos y la sensación que nos gustaría que transmita. Para esto, es muy útil buscar imágenes de jardines en internet, como referencia para nuestro diseño.

  1. Dibuja un plano simple que indique la ubicación de zonas y senderos


No tengas miedo de planificar con bosquejos en un papel. No es necesario que dibujes todo en detalle, pero, para empezar a crear un nuevo jardín, es muy necesario tener un plan de lo que se quiere hacer. Esto, incluso, se puede lograr haciendo trazos de las zonas y senderos, sumado a una lista con las plantas, arbustos y árboles que nos gustaría plantar.

7. Diseña tanto desde afuera, como desde adentro de tu casa

Diseña siempre pensando en las vistas que quieres generar desde los distintos puntos de la casa, a través de sus ventanas y ventanales. Esto te ayudará a ubicar las zonas de tu jardín, decidir si las quieres dejar a la vista o escondidas. Además, así será más fácil ubicar los árboles, pensando en que estos otorgan una sensación de protección, pero, al mismo tiempo, pueden generar mucha sombra si están muy cerca de la casa.

Elige cual será el punto de vista más importante para la contemplación de tu jardín e imagina la vista que te gustaría tener desde ahí, esto será clave en la toma de decisiones para el diseño general del jardín.

  1. Crea distintos niveles o planos de vegetación

Esto lo puedes hacer simplemente combinando vegetación de distintas alturas en tu diseño. Está comprobado que, mientras más variación de alturas tengas en un jardín, más sensación de naturalidad este va generar. Por ende, más sensación de bienestar y relajo te va a otorgar. Así que, si quieres un jardín que te permita despejarte y conectarte con la naturaleza, prefiere variedad de alturas en vez de plantar sólo césped o sólo césped y arbustos. Lo más recomendable sería escoger plantas, arbustos y árboles de distintas alturas.

 

Por último, me gustaría invitarte a motivarte y meter las manos en la tierra. No se pierde nada probando plantar especies nuevas en nuestro jardín, o simplemente pasar tiempo podando y regando. Este tipo de actividades tienen propiedades terapéuticas y ayudan sobre todo a superar la ansiedad y el estrés, lo que nos viene perfecto después del encierro que hemos que vivido este año.

Si necesitas ayuda con el diseño de tu jardín, no dudes en contactarme. Cuento con un excelente equipo capaz de crear todas las ideas de diseño que puedas imaginar, siempre guiándonos por el presupuesto de cada cliente.

 

camisantos@gmail.com

+56976095224

IG @camisantospaisajista

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Siguiente