Crónicas de un Puertovarino a Pie un Agosto de pandemia

Texto por: Seba Schirmer L. / Ilustración: Rafa Angulo @kipper_art

Y bueno, pasamos agosto, un chiste viejo que ahora tiene toques más macabros. Y vamos casi por medio año de guardarnos para evitar la propagación masiva del virus y parece que poco a poco vamos saliendo. Lamentablemente Puerto Montt empieza agosto en cuarentena, meses después que otras ciudades del país.

Esto me recuerda la historia de nuestra independencia. Mientras que desde hace dos años desde Concepción hacia arriba era independiente, el sur seguía súbdito fiel a los decadentes Borbones. Recién en 1820 en el combate de El Toro, las fuerzas realistas fueron expulsadas del Chile continental y 6 años después de Chiloé, último baluarte, junto a El Callao, del moribundo imperio español en Sudamérica. Este retardo en la propagación desde el Chile central al sur era producto de la aislación geográfica, dado que era imposible viajar por tierra desde el río Bio-Bio al río Cruces (el castillo San Luis de Alba de Cruces era la fortaleza más septentrional de la frontera norte, lamentablemente hoy en total abandono).

Hoy las comunicaciones son instantáneas, y solo podemos achacar ese desfase a la suerte del irresponsable. A pesar de las noticias, de la gente literalmente muriendo, se vive en una suerte de burbuja de un “a mí no me pasa” que ha terminado por obligar a una cuarentena en nuestra ciudad vecina. Puertovarinos, mantengámonos alerta, tranquilos, pero cuidándonos. El virus aún no tiene vacuna ni cura infalible (y no será el primer virus que nos tocará de esta naturaleza) y debemos aprender a respetar a esas amenazas invisibles. Al igual que con terremotos y volcanes, tendemos a olvidarnos y bajar la guardia ante estas pandemias, pero al igual que terremotos y volcanes, han estado y nos acompañaran siempre. Cuidémonos, no salgamos más que lo necesario y, sobre todo, no salgan en familia a lugares de aglomeraciones (banco, supermercado, etc.…). Nadie nos salvará, sino nosotros mismos con autocuidado.

PS: ¡feliz cumpleaños querido Diego!

PS: También mi columna esta de cumpleaños, 2 años llevo escribiéndola, 1/4 en cuarentena voluntaria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *