Ervin Azócar «El Frutillarino»: El folclore como forma de vida

IG @elfrutillarino

FB Ervin Azocar Sovier

Fan Page: El Frutillarino

elfrutillarino@yahoo.com

 “Ervin Azocar me llamo, por mi madre soy Sovier. Por sus ojos han de ver, que soy un gallo bien gallo, de lo injusto no me callo. Así me hizo el destino, digo mi verdad con tino. Soy leal y consecuente, para todos los presentes. Su amigo El Frutillarino”

Ervin nació en Frutillar y es – literalmente – folclorista de nacimiento. Se crió en medio del canto y la música; su papá y su mamá cantaban y tocaban la guitarra. Entre los 3 y 7 años vivió en plena cordillera (en el sector Cufeo, en Valdivia). Allí, en medio de la naturaleza, las faenas del campo, siembras, cosechas, leña, carbón y la crianza de vacunos y ovejas y el fogón forjó lo que es hoy, y que marcó su vida.

Canta desde que tiene uso de razón, ya a los 5 años deleitaba con su voz a su familia y a los 12, tuvo acceso a una guitarra: “No la solté más. Y mi primera presentación en público fue en primero básico, donde canté y bailé una cueca que cantaba mi abuela y que me enseñó mi mamá”, comenta.

Al día de hoy, reside en Frutillar junto a su familia; su esposa Alicia y sus hijos Marcelo, Ángela, Ervin Jr. Cristian y Blaz y es reconocido no solo en su comuna, sino en toda la región y gran parte de Chile.

CANTAR Y CANTAR

En el año 2001 se presentó en el Festival del Cantar Campesino en Osorno “Ese fue mi primer festival y lo gané con una cueca que habla de mi niñez llamada A la Orilla del Fogón. Ahí me di cuenta que esto era lo mío y me lo comencé a tomar más en serio, antes de eso había dirigido grupos folclóricos, armado dúos y diferentes grupos musicales. Por motivos laborales no pude dedicarme de lleno al folclor y hasta el 2018 siempre lo tomé como un hobby… aun así, participé en diversos festivales por todo Chile, en ferias costumbristas shows, peñas y otros eventos” recuerda el Frutillarino.

En 2018 fue invitado a un encuentro cultural en Melinka: “Fue organizado por la municipalidad y el profesor Wilson Garrido (también cantor folclórico) y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, en donde por primera vez me sentí tratado como artista en mi país. He tenido presentaciones fuera de Chile, en Argentina, Brasil, Ecuador, Costa Rica, Honduras y Barcelona y en esos lugares siempre me han tratado como artista, acá es más complicado” reconoce Ervin.

En aquel festival en Melinka se dijo a sí mismo: “Quiero vivir de lo que amo, la música” y así fue: “En noviembre de ese mismo año, me quedé sin trabajo de la noche a la mañana, después de trabajar casi 20 años como gestor cultural en los municipios de Llanquihue, Frutillar y Fresia y fue cuando comencé a dedicarme 100% a la música y al folclor.”

Si bien la pandemia atrasó algunos planes (como la apertura del “Fogón del Frutillarino”, que será un quincho temático con comida tradicional y música folclórica, en donde los invitados pueden ver como se preparan las comidas en vivo y disfrutar de una presentación musical con historias y leyendas de la cuenca del lago) al mismo tiempo fue una oportunidad para darse a conocer a través de plataformas como Facebook e Instagram, realizando numerosos streamings y llevando su música sin fronteras de por medio.

En los últimos meses, también participó de varios proyectos como ser la Expo Mundo Rural en Río Bueno, se presentó en la extensión de las Semanas Musicales de Frutillar (Trío Azócar) y del programa «Voces del Sur» junto a Manuel Paez Franco, Felipe Canales y Javier Grau con la producción musical del maestro Sebastián Errazuriz: “Fueron dos experiencias muy desafiantes y reconfortantes, llenas de muchas emociones y grandes sorpresas, al fusionar estilos tan diversos, con mucha emoción” comenta El Frutillarino, que se llevó todos los aplausos en cada presentación.

Actualmente se encuentra trabajando en su nuevo CD, que tendrá entre otras cosas una fuerte fusión de folclore y jazz y que espera ver la luz durante este año. En este sentido, Ervin comenta: “Estamos avanzando a paso firme en la producción, para tener el material listo en el transcurso del año. Un dato no menor es que son los mismos seguidores quienes apoyan y hacen que este trabajo sea posible, ya que son quienes compran el CD inclusive en verde, para poder materializarlo, les agradezco mucho. Es una gran responsabilidad, que me la tomo con mucha seriedad.”

PATRIMONIO CULTURAL

Vale mencionar que las composiciones del Frutillarino tratan diversas temáticas y en este punto Ervin es tajante: “La música no solo debe entretener, también puede denunciar, educar, contar historias y por qué no resaltar costumbres y tradiciones.”

Como mencionamos anteriormente, este artista se ha presentado en numerosos escenarios, algunos competitivos y otros participativos: “En algunos he ganado y en otros he pasado sin pena ni gloria, pero lo más importante es que te dan la posibilidad de mostrar y difundir tu música y nuestra cultura patrimonial, para mí eso es lo más importante” agrega.

Tanto la música y videos del Frutillarino pueden escucharse en youtube y en spotify y también ver sus transmisiones en vivo en redes sociales, en donde además de cantar; conversa con sus seguidores.

Para cerrar, Ervin comenta que se siente orgulloso de ser folclorista: “Creo que el folclore, en todas sus expresiones debiera ser ampliamente difundido en nuestra sociedad, incluso debiera ser un ramo obligado en toda la enseñanza tanto básica como media.”

¡Un folclorista de tomo y lomo!

 

****Esta nota forma parte del proyecto «Reconociendo a los Artistas de la Región de Los Lagos» ejecutado por @revistayapuertovaras y financiado por el Ministerio de las Culturas, el Arte y el Patrimonio a través de la Seremía Regional.

2 comentarios en “Ervin Azócar «El Frutillarino»: El folclore como forma de vida”

  1. ¡Muchas felicidades!
    Se ha esforzado mucho, me alegra que esté obteniendo reconocimiento por su trabajo. Es maravilloso ver los sueños cumplidos. Nuevamente felicitaciones 👏🏼 👏🏼👏🏼

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.