Fabiola Hott: Escribiendo desde el alma

IG @hottfabiola

Nació en Osorno, pero vive en Puerto Varas hace casi 40 años. Estudió en el Instituto Alemán de Osorno, luego Pedagogía en Educación General Básica en la Universidad Católica de Chile. Se casó, y al nacer su primer hijo se trasladó a la ciudad de las rosas. Tiene cinco hijos hombres y hace poco fue abuela por primera vez.

Además de escribir, le gusta pasar tiempo con la familia y amigos, trabajar en la huerta: sembrar y cosechar, el jardín, el telar, leer, conversar, y contemplar: “Privilegio muchos los tiempos personales, íntimos. El recogimiento es parte de mi esencia, me gusta recolectar experiencias diversas desde observar cómo se inicia la floración; el brote de la semilla, ese fragmentar para aparecer; el sentido profundo y alegre de una conversación; la reflexión íntima; el canto de los pájaros. Combino mucho la acción para luego recoger, pasar por la criba para soltar o resguardar” comenta Fabiola, poseedora de un gran encanto que se transmite inclusive en sus escritos.

Desde el año 1996 forma parte del CENFA (Centro Nacional de las Familias), fundación privada sin fines de lucro que tiene por finalidad entregar apoyo a la familia: “Mi motor de vida inicial y primario, es mi propia familia, el gran pilar que mueve mis afanes y que se está extendiendo amorosamente. Unido esto a mi quehacer terapéutico, en el intento de fortalecer a parejas y familias que se encuentran entrampadas, acompañándolas en la búsqueda de un convivir más armonioso y reparador.”

También la mueve el interés por el conocimiento, siempre quiere aprender más, descubrir, experimentar, y ese impulso de aprendizaje experiencial, poder compartirlo. Desde allí, ha querido llevar a otros su encuentro con el mundo de los libros, en donde surgen las iniciativas de apoyar en el área literaria al CAMM, Centro de Arte Molino Machmar y a fundar con cuatro amigos una Agrupación Cultural; Bibliobús Moviendo Sueños.

Si bien sus primeros pasos en la escritura los dio de chiquita; con el ejemplo de su madre y con su apoyo permanente, quien guardaba sus poesías y ella, atesorando sus diarios de vida.

Recién en el año 2015, se integró a un taller literario, dirigido por Clemente Riedemann, donde comenzó a gestarse su primera novela, Aurelio. Posteriormente, tuvo otros guías, como Víctor González, Antonia Torres, Felipe Larenas, Ana María del Río y Montserrat Martorell: “Me he sentido muy bendecida por las oportunidades: el apoyo y el impulso para crear, repensar y finalmente, para el proceso de edición y publicación, lo que, sin lugar a dudas, ha requerido de una alta cuota de valentía por mi parte, y confianza por las editoriales” comenta Fabiola.

En cuanto a ese proceso, asegura que ha sido maravilloso: “Inicié una nueva forma de vida. Me gusta mucho escribir, me permite crear, relacionar, recordar. La ficción me lleva a tener un eje centrado en la trama, en la construcción de personajes que van creciendo y desarrollándose, ellos se convierten en cercanos, dialogamos. Me dan la posibilidad de compartir mi imaginario y entregar ese reservorio de reflexiones y cuestionamientos que son parte de mi experiencia y del despertar presente.”

OBRAS

Aurelio, su primera novela, publicada por Ediciones Kultrún, el año 2018.

“La ficción, en esta novela corta, me permitió entregar una mirada de un tiempo histórico, la cual es una de las tantas formas de mirar un tiempo determinado. Donde instalo la convicción de la posibilidad de transformarse, donde el acento está puesto en la ampliación de la mirada, en un despertar, en un darse cuenta, donde bendigo la colaboración, entendiendo al diálogo como el instrumento de cambio, donde los procesos internos compartidos, pueden hacer de encaje unos con otros, liándose para poder construir un mundo mejor. Engranajes, eslabones, ensamblajes infinitos de unión y de resignificación. Aurelio, para mí es un llamado a la reconciliación” argumenta la propia autora.

La contraportada, escrita por Clemente Riedeman señala: “La reconciliación, como deseo y como imposibilidad, recorre como un fantasma esta primera obra de Fabiola Hott, trazando con energía un surco donde vierte la semilla de la duda sobre las supuestas verdades esgrimidas por las perspectivas ideológicas en conflicto y en el afán de abrir cauce a una comprensión amorosa de la existencia.”

Hablándole a Teo, su segunda novela; editada por Ediciones Mac-kay, es un largo monólogo que inicia Olga, luego de la muerte de su exmarido, desde el día del entierro, narrándole cómo fue su camino de salvación luego de enterarse de la infidelidad de él, años atrás. Desde ese momento tormentoso, Olga le va mostrando en un diálogo insistente de cómo pudo salir adelante, recorriendo territorios psicológicos y geográficos que la llevaron a encontrar un camino para poder sanar.  Ella eleva la fuerza y la valentía para mirarse, para desentrañar otros duelos pasados, aproximándose a encontrar las respuestas necesarias.

En esta novela hay una confluencia de voces que entrelazan memoria y ficción, que sostiene a la pregunta como inicio de la acción. Hay un andamiaje enorme de reflexiones y procesos que permiten a Olga sobrevivir.

Con respecto al movimiento literario en la zona, Fabiola considera que hay un movimiento importante en relación a talleres de lectura y de creación literaria, desde el CAMM, Municipalidad de Puerto Varas, Casa de la Cultura, la Fundación Bosque Nativo y Librería Mac-Kay, que también realiza importantes presentaciones de libros entre otras actividades; y que también cuenta con su propia editorial, (Ediciones Mac-kay), lo que simboliza claramente el interés y la demanda por publicar: “Significa abrir una puerta inmensa de posibilidades. Puerto Varas es una ciudad que se mueve por la literatura, ha habido y siguen existiendo muchas instancias de encuentro en torno al libro y al fomento lector, tenemos Bibliobús Moviendo Sueños, y la Bandurria Literaria como programa radial. Yo me maravillo con el movimiento de los gestores culturales. Idealmente es que los encuentros, por ejemplo, los del CAMM, se mantengan como permanentes, la feria anual Renueva tu Biblioteca, los encuentros Tiempo de Poesía e Historias que Narran. Se ha conseguido consolidar el espíritu impulsor de elevar el trabajo escritural de nuestra comuna, alrededores y de los innumerables escritores de Puerto Montt; como también, haber podido acercar a escritores nacionales con el fin de dar a conocer su obra. Queda mucho por hacer, y eso es lo hermoso de los desafíos, movilizan sueños.”

Para lo que resta del 2022, Hott tiene muchos planes: espera poder presentar “Hablándole a Teo” en otras ciudades, también está trabajando en una tercera novela y poder continuar apoyando al CAMM en el área literaria. Seguir desarrollando el proyecto del bibliobús BBMS y mantener una o dos versiones anuales del Taller Reverdece, guiado por ella misma; relacionado con escritura vivencial, que no es literario ni terapéutico.

Por otra parte, está con muchos deseos de seguir estudiando. Y, por supuesto, continuar con su trabajo de Consejera y Orientadora Familiar en el Cenfa.

 

****Esta nota forma parte del proyecto «Reconociendo a los Artistas de la Región de Los Lagos» ejecutado por @revistayapuertovaras y financiado por el Ministerio de las Culturas, el Arte y el Patrimonio a través de la Seremía Regional.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.