Hablando del Amor… por Milagros Rojas

El amor ha existido siempre en el pensamiento de los seres humanos, y aunque no lo comprendamos del todo, es muy importante en nuestra existencia. Al respecto del amor se han dado muchas definiciones, pero comúnmente es asociado con la existencia de sentimientos hacia alguien.

¿Cómo entender el amor?

Cada persona tiene una forma particular de entender el amor. Las experiencias vividas por cada uno, en las distintas etapas de su vida, hacen que el amor sea un concepto con distintas interpretaciones. El amor, que creemos surge de manera espontánea, es explicado como una construcción humana, modelada por una dimensión social y cultural. Cada grupo humano según su cultura tiene criterios morales, costumbres, creencias y necesidades sociales que se van modificando con el tiempo, ofreciendo en cada época, un escenario distinto para definir, vivir y comprender el amor. (1)

Los que crecimos escuchando cuentos de príncipes y princesas, o viendo telenovelas románticas, recibimos una idea muy particular del significado del amor. Sus protagonistas durante la trama, vivían una serie de acontecimientos generalmente externos, que ponían a prueba su amor, y una vez superados eran felices para siempre.

Pero sabemos que esta forma de presentar al amor de pareja y que nos gustaría tener en nuestra vida, es idílica y ficticia. Si bien es cierto que el amor pasa por altos y bajos, es conveniente entender que el amor que vivamos, debe ser real y producto del trabajo y la responsabilidad que asumamos al vivirlo.

 

El amor real

No somos príncipes ni princesas, somos seres humanos con historias vividas, que harán de nosotros personas amables o difíciles de amar.  Durante la niñez estuvimos al cuidado de los seres que se supone nos querían más. De ellos recibimos los primeros mensajes acerca del amor. Cada persona podrá contar acerca del tipo de amor que aprendió de su hogar, entendiendo que éste incluye todo: caricias, abrazos y atenciones, pero también en algunos casos, el castigo, las palabras fuertes e incluso los golpes fueron dados en nombre de ese amor.

En consecuencia, no es fácil elaborar un concepto único del amor. Cada uno construirá y vivirá el suyo, y seguramente lo irá modificando para hacerlo más apropiado y funcional para su vida. En el amor real es importante entender que todos amamos, pero no lo hacemos de la misma manera. Las expresiones del amor son diferentes de una persona a otra, y esto tendrá que ver con sus necesidades. Es aquí donde juega un papel importante la comunicación.

 

Cuando somos nuestro primer amor

En muchas ocasiones la necesidad es confundida con el amor: necesidad de compañía, de atenciones o incluso de intimidad. Esto no es fácil de entender, pero cuando la necesidad se antepone al amor, va ocasionando malestares y al mismo tiempo una dependencia que poco a poco se hacen insostenibles.

En el amor, lo que cada uno aporta está relacionado con lo que es capaz de darse a sí mismo. Antes de pretender o creer amar a otro es importante observarse y evaluar si nos estamos amando. Amarse primero, hará de nosotros seres completos, sin la necesidad de buscar en el otro lo que supuestamente nos falta, ya que seremos capaces de dárnoslo. De esta manera, el otro quedará liberado de la responsabilidad de cubrir esa necesidad, permitiendo el florecimiento de un amor pleno, porque será vivido y disfrutado en libertad.

 

Referencia:

1. Herrera C. La construcción cultural del amor romántico [Internet]. Blog de Coral Herrera Gómez. 2013 [citado febrero de 2022]. Disponible en: https://acortar.link/80riey
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.