LOADING

Escribe para buscar

Beauty Editorial Revista Salud

Hablemos de la “Piel de Naranja”

Ya! Puerto Varas
Share

Por: Fer Tapia de @balaiterapias

O también conocida como celulitis: es una enfermedad edematosa-fibroesclerótica de la grasa sub-cutánea, la cual afecta las células grasas, tejido intersticial y los más pequeños vasos sanguíneos, provocando una modificación de la textura de los tejidos subcutáneos superficiales, caracterizados por:

  • Aumento de su espesor
  • Aumento de su consistencia
  • Aumento de su sensibilidad
  • Disminución de su movilidad por adherencia a los planos profundos.

El curso de la enfermedad es extremadamente lento y afecta a un 90% de las mujeres en el mundo, comenzando en el periodo de la adolescencia. Es secundario a los cambios hormonales y se localiza en varias zonas del cuerpo: caderas, glúteos, piernas, abdomen y brazos.

Fases evolutivas de la celulitis:

  • Fase 1: Clínicamente presenta pesadez de piernas, la zona celulitica se palpa espesa, infiltrada, menos elástica y más fría, observándose un discreto edema en la zona. Pueden aparecer algunas telangectasias (arañitas vasculares). Esta etapa es reversible.
  • Fase 2: A los síntomas de la fase uno se agrega dolor a la zona de palpación de la zona celulitica. Aparecen estrías y varices. Esta fase también puede ser reversible.
  • Fase 3: Se aprecia la piel de naranja de forma espontánea. Cabe destacar que en las fases anteriores sólo aparecía la piel de naranja a la presión digital de la zona afectada. La piel está fría, seca y con ¨pocitos¨, varices superficiales y profundas, artropatías dolorosas y lipodistrofia localizada, asociadas a estrias nacaradas y fláccidas. Cuando esta etapa se presenta en el periodo premenopausico, se hace difícil su reversibilidad y el tratamiento es sostenido.
  • Fase 4: A simple vista se ve una piel acolchonada o ¨capitoné¨con nódulos duros e indoloros, que se presenta en el periodo posmenopausico. Es irreversible y solo puede mejorarse con tratamiento local y lipoescultura ultrasónica.

Factores que predisponen a la celulitis:

  1. Factores primarios:
  2. Hereditarios
  3. Geográficos o etnicos
  4. Sexo
  5. Factores secundarios:
  6. Hormonales
  7. Neurovegetativos
  8. Factores terciarios:
  9. Circulación venolinfatica
  10. Metabólicos
  11. Estilo de vida
  12. Mecánicos: hábitos en el vestir, postural.
  13. Psicológicos: Cansancio, estrés, ansiedad, insomnio, depresión, etc… son causales de disfunciones que provocan propensión a la celulitis.
  • Tratamiento

De lo expuesto anteriormente se deduce que la celulitis es una enfermedad de etiología múltiple, que afecta a todo el organismo. Por lo mismo, su tratamiento incluye medidas locales y de orden general, por lo que se debe lograr un cambio de hábitos y un control de los factores que la predisponen. La celulitis es una enfermedad crónica e incurable, excepto en su primera etapa, siempre y cuando se aplique un correcto tratamiento, con el cual se logran reducciones de volumen y mejoría notoria del aspecto irregular de la piel.

  • TIPS:
  • Evitar la exposición al calor directo de estufas, calefactores, guateros y baños con agua excesivamente caliente.
  • Evitar posturas que dificultan la circulación: como el cruce de piernas al sentarse o el mantenerse en un mismo lugar por mucho tiempo. Se debe favorecer el retorno venoso, por lo que se recomienda caminatas, mantener las piernas elevadas durante 10 minutos cada noche. Realizar exfoliación con guantes de crin (siempre que el tipo de celulitis lo permita). Uso de calzado confortable y botas que no presionen las pantorrillas.
  • Evitar los factores que predisponen al estreñimiento o constipación como: falta de ejercicios, tensión nerviosa, dietas pobres en fibra, escaso consumo de agua (se recomienda ingerir mas de 2 lts. De agua diarios, sin gas y de preferencia fuera de las horas de comida).
  • Evitar el uso de prendas que ejerzan una presión excesiva y continua en una zona concreta del cuerpo, como ligas y cinturones. También el permanecer mucho tiempo de pie o sentados.
  • Evitar zapato con tacos, bebidas gaseosas y al ducharse alternar agua tibia y agua fría (sobre todo en piernas).
  • Pueden aplicarse algún producto en la zona afectada como criogel (efecto frío), o que contenga principios activos tales como: castaña de indias, gingko  bailona, yerba mate, cafeína.
  • En gabinete recomiendo: masaje drenaje linfático (ideal para eliminar toxinas y/o líquidos retenidos, ayuda a depurar el cuerpo) y masaje corporal detox (mezcla entre masaje drenante + masaje reductivo).

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.