LOADING

Escribe para buscar

Editorial Life Style Medio Ambiente Nota Patrimonio

Loteos y parcelaciones: Una necesaria oportunidad de conservación

Share

Columna de Opinión. Andrés Riveros Cristoffanini Arquitecto, Magíster en Áreas Silvestres y Conservación de la Naturaleza . Encargado de Planificación Territorial de Fundación Legado Chile.

Existe un fenómeno en crecimiento y de alto impacto sobre la naturaleza y el funcionamiento del paisaje del que no nos estamos responsabilizando, tanto en nuestra región como a lo largo del país. Este fenómeno debe ser atendido con urgencia dada la magnitud y las graves transformaciones que implican sobre el entorno. Se trata de los loteos para parcelaciones de agrado. La forma en que estos proyectos se han desarrollado, genera un impacto tal que redunda en problemas graves como la pérdida y fragmentación de hábitat, introducción de especies exóticas, drenaje de humedales, entre otros. Adicionalmente, y desde una perspectiva social, suele perderse la vida en comunidades y las redes de apoyo entre vecinos, aspectos relevantes del habitar humano, sobre todo, cuando se vive fuera de las ciudades y relativamente alejado de servicios.

Sin embargo, existe en los loteos una oportunidad de contribuir positivamente a la conservación de la naturaleza y la vida comunitaria si se diseñan y gestionan bajo ciertos criterios clave. En estos casos, lo primero es delinear las áreas a conservar (que han de ser, por cierto, de propiedad compartida o gozar de servidumbre de uso común), permitiendo que su tamaño y localización se conviertan en las decisiones centrales y organizadoras del resto del loteo. Estas áreas han de coincidir con los cursos y cuerpos de agua, zonas de alta pendiente y los rodales de bosques de mayor valor ecológico. Experiencias de este tipo se vienen realizando con éxito desde hace más de 40 años en Estados Unidos, existiendo algunas iniciativas similares en Chile.

Como Fundación Legado Chile creemos que este enfoque constituye una mirada concreta, necesaria y perfectamente replicable en nuestro país y en especial a nuestra región. Por ejemplo, en los campos que se lotean en la provincia de Llanquihue y a orillas del río Maullín, hoy Santuario de la Naturaleza. Un tema que si no se resuelve de manera inteligente y efectiva seguirá generando graves e irreparables consecuencias para la conservación de la biodiversidad y la calidad de vida. Tenemos la oportunidad de revertir la espiral de deterioro y generar un proceso de restauración ecológica y social a gran escala. Es una necesidad global que los desarrolladores incorporen este tipo de enfoque y se asistan por profesionales competentes en esta materia, del mismo modo que los compradores sean exigentes y prefieran este tipo de desarrollos.

Necesitamos que todos nos hagamos parte de los cuidados que la Tierra y la Humanidad reclaman.

 

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Siguiente