LOADING

Escribe para buscar

Destacados Editorial Emprendimiento Entrevistas Life Style Nota Repotajes Revista Salud Servicios

Santocha: Un espacio para ser feliz y agradecido

Ya! Puerto Varas
Share

Catalina Jiménez abrió su corazón y su emprendimiento a Revista Ya Puerto Varas. Con pasión por su trabajo, nos explicó con lujo de detalles el nacimiento de Santocha: “Nuestro objetivo es generar un espacio donde a través de diversas prácticas y terapias logremos generar un camino hacia el descubrimiento interior”

Santocha tiene su origen en la historia de su vida: “Durante mucho tiempo me empujé a buscar mi felicidad, a existir desde lo más profundo de mi ser, desde lo que me llenaba a mí y no desde lo que el resto esperaba que fuera”.

Jiménez trabajó casi 6 años como Ingeniera Civil Industrial con importantes cargos como el de estar al frente de un Departamento de Control de Gestión en un prestigioso Holding Naviero, sin embargo decidió parar ya que sentía que “en verdad mi vida iba a una velocidad en donde todos mis días eran agotadores y no tenía mucho tiempo propio. Mi trabajo era muy bueno, me sentía una profesional muy valorada en la empresa y tenía una buena relación con mis colegas y jefe, al cual admiro hasta el día de hoy”.

Antes de irse a vivir a Australia, Catalina ya había tomado un curso de masoterapeuta y practicaba pilates de vez en cuando: “Cuando llegué a Australia, lo primero que encuentro es un aviso que necesitaban una masajista, lo tomé y entré a trabajar inmediatamente ahí. Al principio lo tomé como una aventura más, pero con el tiempo se fue convirtiendo en un desafío ya que mis colegas, en su mayoría chinos y japoneses eran secos! Eso hacía que yo me exigiera más ya que era evaluada constantemente y sólo si ellos consideraban que eras apta, en ese momento comenzaría a atender personas, antes no”.

Jiménez entonces, recordó: “Una vez me frustré tanto y me puse a llorar por una maniobra que no lograba darles con el gusto. Pero lo logré, comencé a atender y trabajé un buen tiempo en una cadena de masajes que tenía muchos locales en Gold Coast y en otros lugares de Australia, que se llama Health Link Massage y así también estuve un tiempo en Melbourne. En paralelo, trabajaba en Housekeeping y pude adquirir experiencia en Hoteles como el Grand Hyatt entre otros. El tema del servicio es esencial y este era un hotel de primer nivel en donde observando y aplicando se aprende mucho. También brindé un par de clases de yoga a unas australianas; yo no era profesora aún, pero a ellas les gustaba y disfrutaban ese momento.”

Catalina finalmente llegó a la India en donde estudió Yoga sin intenciones de ser profesora formalmente – sino, por un momento personal donde necesitaba tiempo para conectarse consigo misma y encontró que esta disciplina le daba eso. “Durante una de las clases conocí la palabra Santocha (en sánscrito), que es parte de la filosofía del yoga, ya que significa ´Contentamiento´y tiene relación con ser feliz y agradecido con lo que tienes y lo que no tienes. Eso me abrió los ojos para ver lo afortunada que soy.”

DE REGRESO A CHILE

Catalina, luego de dar algunas vueltas por el mundo, volvió a Chile para retomar su trabajo de Ingeniera durante un par de meses: “La verdad es que ya no me sentía a gusto, por lo que me propuse trabajar en un hotel y así fue como llegué a mi querido Hotel AWA, el principio de una nueva etapa. Al poco tiempo me hice cargo del spa y la tienda, implementando importantes cambios que hacen que hoy en día este lugar sea tan admirado, el lugar es bello pero su gente es lo mejor, formé un equipo y potencié a cada una de mis terapeutas para que pudieran crecer profesionalmente, además de muchas iniciativas que implementé y que sin duda generaron valor. En paralelo impartía clases de Yoga y masajes en Puerto Varas”.

Jiménez entonces decidió emprender en septiembre del 2019, con el objeto de llevar toda su experiencia y pasión a un solo lugar y es así como le dio vida a Santocha “el centro”: “Un lugar lleno de amor y detalles, creado a través del trabajo colaborativo entre distintos profesionales. Es mi Orgullo”.

Si bien Catalina es la creadora y dueña del proyecto, trabaja con un grupo de profesionales que comparten su pasión y vocación por las distintas disciplinas que realizan: “En este punto la verdad soy muy exigente. La labor como terapeutas (sobretodo en temas holísticos) debe ser abordado desde la vocación y entendiendo muy bien la responsabilidad con nuestros pacientes. Siempre apunté a un centro Integral, con distintas disciplinas para poder entregar un servicio completo, más efectivo y de acompañamiento en el proceso de todas las personas que acudieran al centro, por esta razón nunca utilicé mi nombre “Catalina Jiménez”, sino más bien un nombre comercial que agrupará a varios profesionales, que sintieran la misma pasión que yo al hacer mis clases de yoga o la misma felicidad y conexión al momento de realizar un masaje u otra terapia”.

En Santocha, la propuesta de valor diferencial es entregar de manera integral servicios para que sus pacientes y alumnos encuentren en un sólo lugar apoyo y contención durante el proceso que estén viviendo. Los profesionales trabajan allí en conjunto por un mismo paciente, por eso es un servicio Integral. “Nuestro objetivo es generar un espacio donde a través de diversas prácticas y terapias logremos generar un camino hacia el descubrimiento interior, empoderamiento y confianza de cada una de las personas que nos visitan, generando una instancia de amor propio a través del autocuidado”.

Entre sus servicios se encuentran: Masajes (relajante, descontracturante, piedras calientes, drenaje linfático manual, reflexología podal), terapias holísticas: Reiki-gemoterapia, flores de Bach, tarot terapeútico, carta astral. Tratamientos Faciales: limpieza facial profunda – hidratación facial – tratamiento antiedad y tratamientos específicos. También Yoga – Pilates y Acupuntura.

Vale mencionar que muchos de los servicios que ofrecen son de contacto directo, y pueden ser considerados riesgosos dada las circunstancias de la pandemia. Es por ello que en Santocha, toman todas las medidas de higiene para la seguridad de todos, las clases de Yoga, coaching y talleres se realizan online, pero en el caso de los otros servicios tienen un protocolo de higiene que es informado a cada uno de nuestros pacientes, desde atender sólo una persona a la vez, las toallas de cabina son de un solo uso, y los cuidados pertinentes con alcohol gel y mascarilla, entre otros.

Para este año, piensan incorporar más servicios y también otros profesionales como una matrona, quiropráctico y otras disciplinas. A ello, se le suma “La Tiendita” en donde se podrá encontrar productos exclusivos.  

Dirección: La quebrada #765, Puerto Varas

Telefono: +569 69094688 – +56 65 2235372

Instagram: @santocha_yogaybienestar

Facebook: @santochaterapias 

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.